main

CienciaVisto en la red

En España sobran los mentecatos

7 junio, 2012 — by José Antonio Redondo Martín0

Vista la popularidad de Carmen Vela hoy en Twitter pensé que por una vez la I+D española habría conseguido algún hito (curar algún cancer, energía solar casi gratuita, o quizá más modestamente algún premio internacional)… pues no, nuestra «lider» de I+D estaba haciendo cual debe «Marca España» nada menos que en Nature, con estas palabras:

Tenemos que reducir la cantidad de investigadores para mejorar la calidad de los contratos. Tenemos que hacer esto de todos los modos: el sistema español de I+D no es suficientemente grande para justificar el gasto en los actuales investigadores (original: http://www.nature.com/news/turn-spain-s-budget-crisis-into-an-opportunity-1.10770)

Resumiendo, nos sobran los científicos. El artículo tiene su aquel con una monótona letanía, de «must», de «reduze», total para decir que algunos programas de becas, como el Torres-Quevedo, para postdocs e investigadores en cuestiones industriales en centros públicos lo reduce en la módica escala de ¡diez veces! el argumento es conseguir la excelencia, algo así como «La Roja» de los científicos, la verdad es que no se entiende bien que deje el objetivo en 960, ya puestos que lo deje en 11 titulares y 5 reservas, seguro que los que se llevaran la beca serían el Xavi y el Iniesta de la ciencia española.

Eso sí a los jóvenes investigadores Ramón y Cajal aunque los reducimos a la ridícula cantidad de 175, les ponemos más presupuesto, gran apuesta por la calidad, claro.

Hacia la excelencia y más allá, el texto, que parece escrito bajo el consejo de un chimpancé jubilado de alguno de esos laboratorios que estarán vacíos en 2012, termina brillantemente citando a un científico no español: Albert Einstein y remata cubriéndose las espaldas diciendo que la crítica continua no nos ayudará a salir de esta situación.

Tengo algo de perspectiva: como universitario dediqué 7 años de mi vida a las Ciencias (pasé por los cinco edificios de Ciencia de la Complu: Biología/Geología, Química, Física, Matemáticas e incluso el último que hicieron y donde pusieron un laboratorio de bioquímica que tuvimos el «honor» de usar unas pocas horas) 3 a postgraduarme como gestor de tecnología, y llevo 15 dirigiendo proyectos y equipos relacionados con el conocimiento y la tecnología. Nunca he tenido una beca de estas ni defiendo nada de lo mío, mi postgrado lo pagué con el dinero que gané trabajando en un conocido diario en puestos «de base».

Muchos medios españoles han titulado la noticia así:

La secretaria de Estado de Investigación: «En España sobran científicos»

Estuve tentado de hacer un post de dos palabras: «tu padre», pero he preferido reformular su tesis por una más coherente y realista: «En España sobran los mentecatos». No sé cómo llegamos a producir tantos o a hacer que ocupen puestos tan altos. España es el epítome tanto del principio de Peter, como del de Hanlon, como recientemente nos ha descubierto Aleix Saló.

Alcalá de Henares - Universidad, Puerta de los Burros

En la imagen, que dedico a C.V.,  la Puerta de los Burros, de la Universidad de Alcalá de Henares.

TecnologíaTrabajo

De la Investigación, el Desarrollo y otras hierbas

5 junio, 2012 — by José Antonio Redondo Martín0

Me ha dado por pensar… Ya se sabe, se dice que el futuro pasa por un nuevo modelo económico, basado en el conocimiento y no en el ladrillo, la deuda o los servicios básicos. No soy muy partidario de esta milonga; el futuro pasa como siempre por las personas y su talento y por financiar proyectos con futuro, y si no, al tiempo.

Frente a la cháchara biendicente de algunos políticos y corifeos conviene asomarse a la tozudez de los números porque refleja una realidad muy distinta al discurso de nuestros dos principales partidos ¿apuesta España por la I+D? Sí: cantidades casi irrelevantes y muy decrecientes, que nos hacen ir a una divergencia brutal.

España ha perdido desde 2009 un 18,83% de su inversión pública en I+D, ese área «prioritaria» sufre un retroceso épico iniciado por la última legislatura socialista y continuado aún con más empeño por la nueva administración popular. Cada recorte concreto siempre se lleva alguna explicación: prescindir de ineficiencias, de proyectos alejados del mercado o sin utilidad industrial, duplicidades… Como era de esperar los últimos recortes se concentran en el sector público y muy especialmente en el lado de la «I», que se lleva a cabo en Universidades, el CSIC y otros OPIs.

Gracias a este ¿esfuerzo? España ha retirado un 31,83% de sus subvenciones dejando casi intacto el mecanismo de créditos. Extraño que aún con la descomunal crisis financiera aún conservamos una extraña confianza en el ¿valor? de endeudarse, en este caso con la AA.PP. como prestamista o avalista. La razón claro está es que la deuda que presta el estado no cuenta como gasto porque hay que devolverla.

En paralelo, la insolvencia fiscal que revela el déficit público ha disparado los tipos de Interés. Estamos ante un triple diferencial competitivo con el pentágono europeo de la industria: menor inversión pública en generación de conocimiento, mayor carestía del dinero para proyectos a largo plazo financiados vía deuda (por la famosa «prima» de riesgo), y por si esto fuera poco mayores costes industriales de todo tipo.

En fin no estamos para nada en la «champions» de la Industria, y menos en la de la Ciencia y Tecnología, pero tenemos el dudoso honor de pertenecer a otro pentágono, el de los trillones de deuda, donde hacemos un buen tándem con Italia:

Puesto que las cosas son como son, este es el riesgo de declive industrial de las distintas regiones europeas según el escenario ESPON, no se engañen por el aspecto blanquecino de España, todas sus regiones avanzadas están en riesgo, y muy especialmente Madrid.

Un futuro no muy halagüeño, con perspectivas oscuras para España, pero también para nuestra vecina Portugal, Europa del Este, e incluso Alemania e Inglaterra… salvo que ya se sea mesetario y de algún negocio tradicional más vale hacerse holandés o suizo, especialmente si tratas de desarrollar una iniciativa de alta tecnología. O eso o quizá  convendría preguntarse por la irresponsabilidad de los políticos de los últimos cinco años.

AVISO

Desde el pasado viernes tengo un nuevo puesto: la dirección de I+D+i de IFI, departamento de nueva creación al que llego dejando atrás la de Formación. Un área curiosa para aterrizar en los tiempos que corren, andamos con Avanzas, apoyo a clusters y otras cuestiones variadas. Sigo en todo caso con Cursoforum (donde estoy desde 2008) y con los asuntos varios en Hotel Kafka y El Corte Inglés. Y de modo informal también hago de «Señor Lobo», de profesor, de crítico e incluso de padre.

Libros

Libros de la semana: la invención del aire, Obama, Spinoza y Carroll

2 marzo, 2010 — by José Antonio Redondo Martín0

Esta semana publico los libros con cierto retraso. Admito que se ha abierto mucho el abanico, poco tienen que ver aparentemente entre sí los tres de los libros los compré el sábado, el de Carroll, que sería el cuarto ha sido un regalo de Ramón Pernas, escritor y director de Ámbito Cultural. Creo que esta vez el tema poco oculto de la selección pudiera haber sido el de la Libertad.

– Ética, de Spinoza. Alianza Editorial ISBN 978 8420635095. Una formulación filosófica estructurada a modo de tratado de geometría. Conciso y con un peculiar sentido poético habla de temas tan peculiares para este tipo de formulación como Dios o el Alma, de los afectos o de la libertad. Un texto primo hermano del Tractatus y del Discurso del Método, realmente extraño pero significativo.
Yes we did: cómo construimos la marca Obama a través de las redes sociales, de Rahaf Harfoush. Ed. Gestión 2000. ISBN 9788498750546. Otro libro más sobre Obama, en este caso de una insider que formó parte de la estrategia de redes sociales de Obama. Tiene su interés, aunque complementado con «la invención del aire» se gana perspectiva sin duda.
– La invención del aire, de Steven Johnson. Ed. Turner. ISBN 9788475068824 . El escritor narra la vida y la época de Joseph Priestley, uno de los químicos más importantes del siglo XVIII que fue el primero en observar que las plantas convierten el aire en respirable. Aunque pronto fue superado por Lavoisier y las teorías que formuló tenían sus puntos débiles la biografía tiene un gran interés, ya que estuvo en el epicentro de los grandes cambios de aquella época. El acierto de Johnson está en que aprovecha una narración interesantísima para señalar la importancia del contacto y la interacción entre los investigadores en la génesis de la creación científica, la libre circulación de ideas y conocimientos y la interacción entre la política y el desarrollo científico. Priestley fue un pensador radical, sus ideas heréticas y radicales le obligaron a huir a Estados Unidos, donde participó activamente en la vida política y social de su tiempo. Fue íntimo amigo de Benjamin Franklin y de Thomas Jefferson.
–  Cartas inéditas a Mabel Amy Burton, de Lewis Carroll. Nocturna ediciones. 978 8493739645. Estas cartas se inscriben en la historia que rodea a su maravillosa Alicia en el País de las Maravillas. En este caso son sus cartas a una niña de 8 años, que fue destinataria de un ejemplar de su narración, que en breve podremos contemplar desde la óptica de Tim Burton.

También recibí la recomendación de leer Presa, de Michael Crichton, por parte de Rafael Reig, por aquello de que incluye un enjambre de nanobots. No encontré el libro, ya caerá.

Aquí va la imagen de cubierta de La invención del aire:

La invención del aire