main

Libros

Thomas-Alexandre Dumas, El Conde Negro

12 septiembre, 2015 — by José Antonio Redondo Martín0

Llego a este curioso libro al que Anagrama ha puesto el subtítulo de “Gloria, revolución, traición y el verdadero conde de Montecristo” siguiendo una recomendación de Fernando Rodríguez Lafuente, director de ABC Cultural. Un ensayo biográfico, ganador del Pulitzer, sobre el padre del creador de Los tres mosqueteros que en realidad no es una biografía como tal sino un texto bastiante poliédrico articulado en tres ejes: el histórico donde la vida de “Alex” Dumas nos hace atravesar la Francia monárquica del siglo XVIII y su actividad colonial en Santo Domingo (Haití), la Francia revolucionaria y la Francia napoleónica; el ensayo social donde vemos la Francia de los esclavos, de los nobles, de los políticos, de los militares, y el ensayo que apunta al origen de dos de los escritores más famosos del XIX: Alexandre Dumas y Alexandre Dumas hijo, el romántico autor de La Dama de las Camelias y de algunas de sus obras.

Alex Dumas, el "conde negro", general de división del ejército Francés y padre del escritor Alejandro Dumas
Alex Dumas, el “conde negro”, general de división del ejército Francés y padre del escritor Alejandro Dumas

La fuerza que brilla en este libro es mérito a partes iguales de Tom Reiss, el autor; de la sorprendente vida del biografiado, el primer general negro del ejército francés y de cualquier otro europeo, esclavo y noble, héroe y olvidado, y también de la potencia narrativa que el hijo de Alex Dumas utilizó en algunos de sus libros y en especial en El Conde de Montecristo, que según Reiss se inspira en la peripecia sufrida por el general en su accidentada vuelta de la napoleónica Campaña de Egipto.

Son varios los hitos en la vida de este curiosísimo personaje:

  • Fue vendido como esclavo por su padre, el marqués Alexandre Antoine Davy de la Pailleterie, siendo recomprado y liberado por su progenitor ya en Francia.
  • En París pasa a ser educado por otro personaje de película, el espadachín y músico Joseph Bologne de Saint-George. Conocido también como “el Mozart Negro”.

  • Tras una etapa algo crápula como joven conde acaba enrolándose en los Dragones de la Reina ¿D’Artagnan? (2 de junio de 1786) iniciando una carrera militar llena de rápidos ascensos, que le convierten como teniente coronel en el número dos de la Légion des Américains el primer regimiento “negro” de Europa, formado durante la Revolución Francesa y comandado por el propio Saint-George.
  • En el verano de 1793 es ascendido a general de división, tras tener el grado de general de brigada apenas un mes; en primera instancia se convierte en general en jefe de la Armée des Pyrénées occidentales y termina el año comandando la Armée des Alpes. El enorme general caribeño consigue importantes éxitos en esas nevadas montañas contra piamonteses y austriacos.
  • Tras pasar un periodo algo más gris durante el período del terror regresa a Italia, partipa con contribuciones decisivas al sitio de Mantua. Sin embargo una brutal carta contra el ayudante de campo de Napoleón, Berthier, hace que el general corso, que aún no era emperador y estaba a cargo de toda la campaña en Italia le otorgue un destino bastante inferior al grado que le correspondía, en lo que fue el inicio de una cadena de desencuentros que se vio agravada con el tiempo. Hubo no obstante un breve reconocimiento por la heroica defensa de un importante puente que realizó el general negro; se le empieza a conocer como el “Diablo Negro” y Napoleón le reconoce con otro sobrenombre: el “Horacio Cocles del tirol”: le manda un par de pistolas y le nombra gobernador de la provincia de Treviso.
  • En 1798 le vuelve a tocar acompañar las acciones militares de Napoleón, en esta vez en una de sus campañas más ambiciosas y fallidas: la Campaña de Egipto. Lo hace inicialmente con el grado de comandante de toda la caballería de la Armée d’Orient. Parte de Toulon, donde no solo se embarcan militares, también los miembros de la expedición científica más importante hasta entonces. Incluía 167 científicos, reclutados por el químico Claude Louis Berthollet  entre los que destacaban el prestigioso geólogo Deodat Dolomieu y un joven genio, el matemático Joseph Fourier y su mentor Gaspard Monge.
  • Después de algunos éxitos iniciales la campaña se tuerce, especialmente después de que Nelson destruya el grueso de la flota de Napoleón en la zona. Apenas un año después se embarca de vuelta el general Dumas con algunos ilustres compañeros de viaje entre los que se encuentra Dolomieu todos son capturados por el enemigo Ejército cristiano de la Santa Fe del Cardenal Ruffo y los más importantes son retenidos a la fuerza. Estuvieron apresados 21 meses, un período que Tom Reiss no duda en identificar como el inspirador de la novela El Conde de Montecristo, donde el geólogo no sería otro que el Abate Faria.

Nos pueden quitar la libertad, como tú ya sabes. Te ofrezco el conocimiento. Todo lo que he aprendido.

(El Abate Faría a Edmond Dantes)

  • Dumas, había comenzado en esa etapa a sentirse mal, la victoria de Murat sobre las tropas de Fernando IV permitió había permitido su regreso a Francia, aunque ya no era el mismo país, en el período del consulado y tras la paz de Amiens permanece retirado y con unos ingresos ínfimos en Villers-Cotterêts, donde muere, demasiado joven por un cáncer de estómago agravado por los pésimos tratamientos médicos de la época. Después de eso su familia entra en la más absoluta pobreza. Su hijo Alejandro, su mayor admirador, es un niño de sólo 4 años, él mítico y olvidado general sólo 43.

El general Dumás no sólo fue olvidado en vida, sino después, su única estatua, ubicada en la denominada plaza de los Tres Dumas en París fue destruida durante la ocupación por orden de otro gobierno autoritario y racista: el de Vichy. Tom Reiss merecidamente ganador del Pulitzer no ha logrado una obra maestra, pero sí un libro enormemente interesante y de gran amplitud de miras que nos reconcilia con los libros más fascinantes que uno pueda haber leído (los de Dumas) y que sin embargo deja abierta, por así decirlo, por falta de suficientes pruebas la siguiente cuestión ¿quién fue el verdadero Conde de Montecristo?

La estatua perdida del general Dumas
La única estatua del General Dumas, destruida durante la ocupación Nazi.

Leído el libro yo no llego a la misma conclusión que el autor: es muy probable que al menos en parte Alex Dumás sea Edmond Dantés, sin embargo el personaje que le restituye de sus afrentas y le venga no es él mismo, ya que muere olvidado, sino su propio hijo Alejandro Dumás, el escritor “morisco” o “cuarterón” que sí supo reconocerle y devolverle el prestigio a este general, que habiendo merecido la Legión de Honor, jamás la tuvo, en parte por su temperamento indomable y en mucha mayor parte por el aún más honroso mérito de haber nacido de una esclava.

Ficha técnica:

El Conde Negro. Tom Reiss. Traducción de Daniel Najmías. Anagrama. Barcelona, 2015. 596 páginas. 27,90 euros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 − 13 =