main

LibrosRedes Sociales

Libros de la semana: Socialnets, Stevenson, Sciascia, La Nación Inventada

25 octubre, 2010 — by José Antonio Redondo Martín0

Esta semana ha resultado bastante especial, los libros de la semana son éstos:

  • ESCOLAR, Arsenio y ESCOLAR, Ignacio. La nación inventada. Una historia diferente de Castilla. Barcelona: editorial Península, 2010. 344 p. ISBN 978-84-9942-047-9.
  • SCIASCIA, Leonardo. Actas relativas a la muerte de Raymond Roussel. Gallo Nero. 109 p. ISBN 978-84-9379-324-1.
  • STEVENSON, Robert Louis. Fábulas. 125 p. ISBN 978-84-9240-347-9
  • REDONDO, José Antonio. Socialnets. La insospechada fuerza de unas aplicaciones que están cambiando nuestras vidas y nuestros trabajos. Barcelona: editorial Península, 2010. 176 p. ISBN 978-84-9942-067-7.

El primero es un libro peculiar, escrito por dos conocidos periodistas nacidos en la provincia de Burgos, abarcan el periodo que va desde que se nombra por primera vez a Castilla hasta que su corona se une a la de León de forma definitiva (con Fernando III, “el santo”). Los capítulos son bastante independientes entre sí, y están escritos de forma bastante ágil. Varios de ellos se centran en desmontar algunos falsos relatos en los que se había  sustentado la historia de Castilla, tratando de engrandecer sus orígenes por un lado y de dotarla de mitos y héroes posteriormente (Santiago, El Cid, etcétera). Un libro peculiar, que se mueve entre esa desmitificación y la admiración indisimulada por el prodigioso patrimonio románico y sobre todo por la lengua de esta tierra. Es un libro que se lee en un par de tardes pese a su extensión, ágil y entretenido. No se trata de una historia que aborde de forma completa lo que ocurrió en el condado y luego reino de Castilla, pero a través de los distintos capítulos uno puede hacerse una idea de una época y un territorio del que no se habla mucho y sobre el que ha habido muchos malos entendidos.

El libro de Sciascia es hiperbreve y sorprendente, la muerte de Raymond Roussel, el escritor francés, en Palermo, aparentemente por sobredosis de barbitúricos es el asunto de este ensayo, que reúne toda la información posible ante su perplejidad, no puede haber sido un suicidio. En estas páginas no averiguamos gran cosa sobre la muerte, y muy poco sobre las causas de ésta concreta, sin embargo sus observaciones y los datos que expone dicen mucho acerca de los vivos. La perplejidad no se resuelve. Pese a ser un hecho estremecedor y real, el hecho de tener a dos escritores en el texto (el fallecido y el propio Sciascia) y la forma en que está escrita dota a la obra de una profundidad literaria muy honda.

Stevenson es un escritor mayor, éstas Fábulas las escribe tras una de sus obras cumbre: El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, su estado de gracia se prolongó en estos textos, que Borges calificó como «una breve y secreta obra maestra». Esta edición de Rey Lear incluye dos Fábulas recientemente descubiertas, El simio científico y El relojero. Estoy empezando este libro y desde luego es mejor de lo que torpemente apuntan sus hagiógrafos, por famosos que hayan sido.

Por último está Socialnets, que aún no se puede encontrar en librerías, donde llega el 18N, obra del que suscribe. La mayor parte de su escritura data del primer semestre de este año, aunque el planteamiento y los primeros capítulos ya estaban definidos a finales de 2009. Los dos párrafos que ha extraído la editorial para la contraportada ilustra bastante bien qué motivo su escritura:

“El maremoto que las herramientas sociales están produciendo dentro y fuera de esta Red no tiene comparación por su velocidad y alcance con ninguna otra invención en la historia de la humanidad. Si se ha comparado la transformación que supone la World Wide Web, la telaraña mundial de Internet, con la aparición de la imprenta de Guttemberg ¿con qué se puede comparar la irrupción de herramientas como Facebook, MySpace, Twitter y Linkedin? Ellas solas suman cerca de mil millones de usuarios; cuando comenzó el siglo XXI ninguna de ellas existía.”

“La forma de conocer y de relacionarnos está cambiando de forma acelerada gracias a estas herramientas. Es ocasión de indagar cómo han nacido, porqué sucedieron los éxitos y fracasos y qué nos pueden aportar hoy y en el futuro, tanto desde la perspectiva personal como la de nuestra sociedad.”

Con sus luces y sus sombras suponen un hito en la tecnología y las comunicaciones, si sólo la fundación de una de ellas ha dado para una película, con todo lo que ha pasado en estos pocos años podría haberse escrito una teleserie. Se trata de un ensayo, tras releerlo en las correcciones de galeradas creo que puede ofrecer en una idea bastante clara de los elementos más sustantivos de estas redes, que no son sólo tecnológicos, sino también financieros, sociales e identitarios.

Socialnets

CienciaLibros

Libros de la semana: Kurt Gödel, W.H. Auden y Pierre Michon

28 septiembre, 2010 — by José Antonio Redondo Martín0

Hace un tiempo que no publico entradas sobre los libros de la semana, ciertamente he tenido libros muy buenos, unos comprados, otros regalados por sus autores o por terceros. Los de esta tienen su miga:

  1. MICHON, Pierre. El rey del bosque. Abades. Valencia Campuzano, Nicolás (trad.) Barcelona: Alfabia, 2010. 99p. ISBN 978-84-937-9431-6.
  2. AUDEN, W.H. Un poema no escrito (Dichtung und Wahrheit). Marías, Javier (trad.) Valencia: Pretextos, 1996 (reimpr.1999)  ISBN 978-84-819-1076-6.
  3. GÖDEL, Kurt. Sobre proposiciones formalmente indecidibles de los Principa Mathematica y Sistemas Afines. Oviedo: KRK, 2009 (2ª ed). 160p. ISBN 978-84-96476-95-0.

Los escribo por orden de compra, aunque el orden de lectura ha sido el inverso, en el de Michon ando ahora.

Michon, editado en nuestro país en la década de 2000, es desde los 80 un escritor de primer orden en Francia. Inicialmente lo tradujo en España Anagrama, que pareció perder fuelle, interés o presupuesto a partir del 2006. Un hueco que parece querer subsanar Alfabia, que en 2009 edita Mitologías de invierno. El emperador de Occidente, con traducción de Nicolás Valencia, el mismo que nos trae esta excelente reunión de dos relatos: Abades y El rey del bosque. Michon es un narrador muy peculiar, emparentado inequívocamente con algunos grandes clásicos franceses como Hugo o Balzac y algunos no tan clásicos como Rimbaud salta entre los campos artísticos como un gamo, poniéndose en el lugar de un pintor. Transposición a otras épocas compatibles con literatura de peso, como la que se da en algunas obras de Quignard y que en estos relatos de extensión media recuerdan también a veces a Von Kleist. Muy notable, en fin y gran acierto de los directores de la colección, Diana Zaforteza y Daniel Martín Copé.

«Es Pierre quien arroja el diente al agua. No ve dónde cae, encuentra el verso que más tarde será del último de su Crónica: Cuán mudables y próximas a lo incierto son todas las cosas.»

El Auden es un libro publicado el siglo pasado, sorprende que todavía esté en las tiendas, pero es así, un libro de poesía que es una especie de superviviente. Es un mosaico escrito sobre lo que el autor querría expresar al decir Yo te amo, que no contiene un sólo poema, sino una sucesión de fragmentos en prosa que repasan todo tipo de nociones y aspectos sobre el amor, a modo de caleidoscopio que llevan finalmente a la conclusión de que no sabe exactamente lo que quiere decir. El hecho de que el propio autor lo ubicara en las antologías de sus poemas deja claro que lo es, sin un sólo verso, es como una fotografía en negativo, lo que querría expresar termina por estar ahí pero es indecible.

“Este poema que yo pensaba escribir era para expresar exactamente lo que quiero decir cuando pienso las palabras Te amo, pero no puedo saber con exactitud qué es lo que quiero decir; su función era lograr una verdad evidente en sí misma, pero las palabras no se pueden verificar por sí mismas. De modo que este poema permanecerá sin ser escrito. Eso no importa. Mañana llegarás; si yo estuviera escribiendo una novela en la que ambos fuéramos personajes, sé con exactitud de qué manera tendría que recibirte en la estación: adoración en la mirada; en la lengua, bromas y una amable malicia. ¿Pero quién sabe con exactitud cómo te saludaré? ¿La Bella Dama? Bueno, esa es una idea. ¿No podría uno escribir un poema (ligeramente desagradable, tal vez) sobre Ella?.”

La introducción de Javier Marías, pasado su primer párrafo, es un tanto insustante pero hace un gran trabajo en la traducción, fiel tanto a lo que dice Auden como a la manera de decirlo, dotándolo de una transparencia poco frecuente.

En cuanto a Gödel, es un genio extraño, ensombrecido tal vez tanto por su paranoia como por haber compartido tiempo y espacio con su amigo y colega de Princeton, Albert Einstein. Gödel un talento prematuro quizá sólo comparable a Galois. Con sólo 25 años enunció una serie de teoremas relacionados con la incompletud, indecibilidad o indemostrabilidad cuando se combinan los axiomas propios de la aritmética con los Principia Mathematica y el axioma de elección. Su 17 Gen r actúa en su demostración como una llave maestra. En veintipocas páginas despacha casi XI teoremas, inventa un lenguaje metamatemático que posteriormente criticó Wittgenstein pero que resulta compacto y de una extraña elegancia. El fundamental es el teorema VI. Añade el libro una nota del propio Gödel, distante en el tiempo en que hace referencia a que gracias a Alan M. Turing se hacía posible una noción general de sistema formal y que incluso ahí eran válidos los teoremas VI y IX sobre la existencia de proposiciones indecidibles y la imposibilidad de demostrar la consistencia de los sistemas. Lo más parecido a un alquimista que hayamos tenido en el mundo de las Matemáticas.

La primera parte del libro constituye una buena introducción a los escritos, pues da de forma somera las claves del trabajo de Gödel de forma bastante clara y amena, y trata también de sus implicaciones filosóficas y su relación con los trabajos de otros importantes autores de la lógica, la filosofía y las matemáticas, como Russell, Whitehead, Hilbert, Kant, Leibniz, Turing e incluso Hofstadter.

El texto de contraportada y algunos de los textos previos inciden en una supuesta superioridad insoslayable de la mente humana frente a la máquina, dado que cualquier sistema lógico basado en la aritmética se podría enfrentar a un problema que no sabría resolver. Aunque el propio Turing vio estas barreras, dudo que coincidiera con esta apreciación y tampoco Gödel que dijo que su teorema no impediría la construcción de una mente artificial. Dicho esto, hay que añadir que su mente sin lugar a dudas aún no ha sido igualada por ningún Deep Blue de la lógica. La supuesta superioridad humana es defendida por John Lucas y Roger Penrose, ¿pero que sucedería ante una computadora “no aritmética” que se rigiera por los principios de la complejidad?

fotografía de Kurt Gödel

Ver también:
On formally undecidable propositions of Principia Mathematica and related systems La famosa demostración de Gödel del teorema de incompletud. Está en inglés y con notación matemática moderna estándar.

biomorfismoLibrosPoesía

Mayo de los libros ¿y del biomorfismo?

3 junio, 2010 — by José Antonio Redondo Martín0

Estamos de Feria del Libro de Madrid y es una buena escusa para dejar unos breves trazos. Luego explico lo del biomorfismo.

Me paseé por la Feria este sábado, estaba a reventar de gente, como ocurre en el mundo del libro una extraña mezcla de todo, los típicos paseantes del Retiro, familias, gente que aprovecha para comprar el par de libros que lee al año, los que van a la búsqueda del famoso, los que van buscando ofertas gratis…

Por supuesto están también los actores de esta industria, editores, libreros y escritores normalmente dentro de las casetas donde se forman generalmente interesantes tertulias dado que la mayor parte de ellos no son ni famosos ni nórdicos… esta vez me topé con menos amigos que de costumbre, sí saludé brevemente a Jordi Doce, coordinador de poesia de Hotel Kafka, polifacético, como poeta, traductor y profesor, en todo ello excelente, que estaba en la caseta de la editorial Casariego, junto con el también polifacético Juan Carlos Mestre y de su editora Isabel Rodríguez Cachero.

En la feria hay varios puntos de excelencia, este era uno de ellos, el de los editores de Contexto otro, los libreros de Machado… En general demasiado masificado, por lo que la experiencia no es tan buena. Acabo al final como siempre visitando a los que ofrecen poesía, supongo que esto explica en parte la lista de libros adquiridos, y que esta vez no haya pedido firmas a nadie:

  • Sólo una canción, de Mark Strand, Editorial Pre-Textos. El libro está editado en 2004, tal y como va el mundo del libro casi es una especie prehistórica de inexplicable existencia en librerías. Impresionante escritor del que compro todo lo que vea. Selección y traducción de Eduardo Chirinos.
  • No vendrá el diluvio tras nosotros, de Joseph Brodsky, Galaxia Gutemberg / Círculo de lectores. Selección y traducción de Ricardo San Vicente. De Brodsky se puede hablar largo y tendido, indudablemente entre los mejores poetas de la Historia.
  • Shakespeare, de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, editorial Nortesur. Traducción de Romana Baena Bradaschia.

Por alguna razón me tropecé con las ciencias de la vida. En primer lugar un libro cuyo título me intrigó: La vida en el espacio, la nueva ciencia de la astrobiología de Lucas John Mix (editorial Crítica) recién editado y que trata un tema al que me introdujeron mis profesores de Biofísica: Francisco Montero y Federico Moran. Los más interesantes de la facultad y además fans del Camarón. El autor del libro es un doctor en Biología por Harvard, pero en la vida real ejerce de sacerdote episcopaliano. El libro contiene información bastante actualizada en un relato interesante y denso aunque quizá algo desordenado.

Uno de los temas clave en la astrobiología y la bioquímica moderna es el asunto de la autoorganización, la aparente capacidad de los seres vivos y de algunos otros sistemas de generar complejidad a partir de elementos de cierta simplicidad. Aquí me topo con un autor que ya había transitado, Steven Johnson, el autor de La invención del aire una excelente biografía sobre Joseph Priestley otro “cura científico”, que descubrió entre otras cosas la capacidad para reemplazar el aire viciado (CO2) por aire respirable (O2). Éste otro libro, escrito con anterioridad se llama Sistemas emergentes, O qué tienen en común hormigas, neuronas, ciudades y software, un portentoso ensayo en que relaciona formas de organización de la biología con las ciudades, los hongos, las hormigas o las neuronas. Relaciones que serían puramente poéticas de no ser por las teorías de Turing o Prigogyne y que apuntan en cierto modo a las teorías conectivistas y constructivistas del aprendizaje colectivo, a la generación de una especie de inteligencia colectiva. Y en general a las asombrosas ideas que la biología moderna aporta al resto de las ciencias.

La compra de este libro supone que mi señora esposa me califique como un “Sheldon”; Sheldon Cooper es el científico más neurótico de Big Bang Theory, éste tipo:

Para remachar el asunto del biomorfismo hoy en Innosfera habló Nicolás Boullosa, quien nos presenta ejemplos de ingeniería tradicional con biomorfismos: edificios que mantienen la temperatura del mismo modo que un termitero, poblados fractales, coches experimentales que se comportarían como vegetales…

Entremedias comemos con el escritor mexicano Yuri Herrera, que resultó ganador del premio organizado por Ámbito Cultural y Hotel Kafka y votado por 100 personas del mundo del libro (diez de diez “gremios”). Trabajos del Reino fue considerada la novela mejor entre las editadas en 2008. Esta especie de Goncourt a la española ha dado su resultado; llamada de atención y su reedición han sido un éxito. Yuri presentó hoy el libro en la feria y se llevó su estatuilla.

Este fin de semana tengo que terminar de una vez el libro que estoy escribiendo, con esta mezcla de cosas voy a tener una curiosa inspiración.

CineLibros

Libros de la semana: Edward Gorey, Fernando Krahn, Nicanor Parra

12 abril, 2010 — by José Antonio Redondo Martín0

Entre el trabajo sobredosificado, la escritura de mi nuevo libro y las vacaciones he tenido un poco abandonada esta ventana.

Me he saltado entre otras cosas el repaso a la visita semanal a las librerías. Compré cosas bastante raras: ‘Bichografías’, un bestiario hecho con bastante humor por el recientemente fallecido Fernando Krahn, ‘Parranda Larga’, de Nicanor Parra y ‘Amphigorey de nuevo’, de Edward Gorey. Hace poco también me presentaron a Jodorowsky en la presentación de su ‘Poesía sin fin’, que aproveché para que me firmara. Además de esta racha de lecturas de los poetas del fin del mundo, creo que últimamente ando algo medio gótico, ayer estuve viendo Shutter Island, la película más oscura de Scorsese, y hace un momento el Drácula de Guy Maddin. Para poner las cosas en su sitio ando escuchando a The Cure. Entretanto me pregunto a mí mismo porqué a Parra no le han dado aún el Premio Cervantes o el Nobel, quizá porque los jurados aún tienen alguna confusión, espero que algún día corrijan la opinión.

Gorey es un tipo aparte, quizá el artista que más haya inspirado a Tim Burton. Sin la pátina cool de Charles Addams o del propio Krahn, que se asomaban con autoridad en la mítica The New Yorker, era mucho más arriesgado, mezcló en sus viñetas a la infancia y a la muerte, una yuxtaposición a todas luces de alta potencia poética pero de impacto emocional inquietante -que por cierto también se da en Shutter Island pero en este caso prácticamente sin presencia del estilete transgresor del profundamente libre Edward Gorey.

Subyace en su poética un fondo dramático, con un mensaje claro: la muerte es un suceso aleatorio que destruye la inocencia, y nos espera tras cualquier inesperado accidente:

Profundamente extraño la publicación de la serie Amphigorey fue su primer y muy tardío éxito, uno de los más raros poetas visuales que se recuerden. Un genio y como Parra, uno de los poetas sin Olimpo.

Reblog this post [with Zemanta]

LibrosRedes Sociales

Libros de la semana: Zuckerberg y Byron, ¡vaya mezcla!

16 marzo, 2010 — by José Antonio Redondo Martín0

Ando comenzando mi tercera semana de reentrada en IFI y no paro así que se resiente mi tiempo de lectura. Esta semana sólo compré un par de libros y eso que el sábado me acerqué a la miniferia/club del libro que ha inventado Edu Vilas en Hotel Kafka y que como casi siempre se ha vuelto una fiesta más entorno a la literatura. Estuvo dedicada a Lengua de Trapo, sus libros y sus autores. Por ahí andaba mi señor editor Manuel Fernández Cuesta, Rafael Reig, Juan Aparicio Belmonte, Lorenzo Caprile, Ibon Larrazábal, Eduardo Vilas, Guillermo Aguirre…

Mi compra de esta semana fue un tanto breve:
– Byron, de Giuseppe Tomasi di Lampedussa. Ed. Nortesur, Barcelona, 2010. De este escritor había leído El Gatopardo, excepcional, un libro de relatos y también su Stendhal. Este libro es una lección breve sobre el autor romántico, aparentemente sin la calidad de su ensayo sobre Stendhal pero igualmente interesante.
– Multimillonarios por accidente, de Ben Mezrich. Alienta (Grupo Planeta), 2010. Una narración novelada sobre la creación de Facebook. Creo que no es plato de gusto de Zuckerberg. Lleva el subtítulo siguiente: “El nacimiento de Facebook una historia de sexo, dinero, talento y traición”. Ciertamente Zuckerberg aparece dibujado como un joven hacker de Harvard con ganas de ligar, escrúpulos justos y bastante suerte. Parece una narración próxima al punto de vista de su primer “inversor”, Eduardo Saverin. El libro para mí es prescindible, pero contiene bastante información.

Hoy prefiero olvidarme de las portadas y dejar una fotografía de ese enorme escritor que fue el Príncipe de Lampedusa:
Giuseppe Tomasi di Lampedusa